Un KERIC joven, muy joven (de hecho yo era el segundo voluntario que pasaba por allí), pero con toneladas de ilusion y ganas de trabajar. Supongo que cada organización y cada país tiene una forma diferente de trabajar, por eso es ......

...... un poco subjetivo dar cualquier tipo de consejo a futuros voluntarios: sed vosotros mismos, eso es todo, y yo tuve suerte en encontrar el lugar adecuado. Tengo que decir que todos los comienzos son difíciles: la organización no tenía muchos proyectos aún y yo tenía que integrarme, no sólo en el ámbito de trabajo de una gente todavía desconocida si no en la sociedad y forma de vida de un país cuya cultura me era absolutamente ajena.

Pero allí estaban ellos, toda la gente que en un momento determinado ofreció su ayuda de algú modo u otro.
A lo largo de 13 meses, llegué a sentirme tan bien como en mi propia casa; hasta el punto que sigo echándo lo de menos.

Ellos fueron mi familia durante un año. Me abrieron sus puertas y me enseñaron sus costumbres y su idioma, y trabajamos codo con codo. Noches sin dormir en los intercambios, estrés durante las miles de solicitudes y papeleos para realizar actividades... pero lo volvería a hacer una y otra vez.
De hecho, volví en 2005 a realizar mi proyecto post-ÉVS. Y volví a ver a mis amigos. Los de KERIC y los demás. Gente que conocí en el tren, o en un bar, o en la calle... gente que siempre voy a recordar...
Los malos momentos que pasé se diluyen entre otros momentos llenos de risas luz, que son muchos. Miles de anécdotas divertidas y otras no tanto, pero todas forman parte de ése "Slovakia 2003-2004/2005".

Keric sacó muchas cosas buenas de mí; cosas que incluso yo desconocía y que no sabía que era capaz de hacer: Y siempre he querido pensar que yo también aporté algo de luz (o al menos unas cuantas risas y pintura en las paredes...). He ido observando cómo esta pequeña y modesta organización a la que llegue en Mayo del 2003, ha ido creciendo, convirtiédose en una fuente de oportunidades y buenas ideas.
Y me paro a pensar a cuanta gente a unido y cuantas experiencias se han vivido desde entonces, y sonrío.

Gracias por todo chicos,

Rafa."